Mostrar todo

DUDAS DE UNA LIPOSUCCIÓN

Una de las cirugías preferidas por las personas es la lipoescultura, este procedimiento consiste en retirar acúmulos grasos que alteran el balance y la armonía corporal y, en algunos casos, reposicionarla en sitios donde hace falta volumen.

Pero si quieres realizarte un procedimiento como estos debes tener claro los tipos de lipoescultura que existen.

  • Lipoescultura completa: Esta, contempla todas las diferentes zonas del cuerpo como abdomen, espalda, brazos y piernas.
  • Técnica Seca: La técnica seca deriva su nombre del hecho de que no se utiliza anestesia para extraer la grasa y es muy raro hoy en día su realización.
  • Técnica Húmeda: Requiere una infiltración conservadora de líquido con contenido moderado de epinefrina.
  • Técnica Tumescente: Es un método de infiltración con un contenido alto de liquido.
  • Liposucción Ultrasónica (UAL): Necesita un gran volumen de fluido tumescente, utilizando una sonda para aplicar la energía de ultrasonido y calor que extrae la grasa.
  • Liposucción Asistida por vibración: Los elementos que se usan son alimentados por un motor eléctrico o de aire comprimido para producir una rotación rápida de la cánula que ayuda a extraer la grasa más fácil.
  • Liposucción Láser: Se utiliza un micro cánula insertada a través de una incisión pequeña. Esto para administrar energía láser y calor en la grasa subcutánea y extraerla.

Desde hace mas de 25 años se comenzó a realizar las liposucciones, conforme ha pasado el tiempo se implementaron nuevas técnicas, cánulas y tecnologías, la mayoría con la evidencia científica que justifican su uso y resultado. Sin embargo hay otras que no lo tienen o son producto de temas publicitarios y comerciales llamativos que por el contrario son peligrosas y dañinas para el paciente haciéndolas un arma de doble filo.

Luego de la mamoplastia, la liposucción es un cirugía muy requerida por los pacientes, principalmente en zonas como los muslos o el abdomen. Pero, se pueden tratar otras zonas como Mejillas, papada o cuello, zona superior de los brazos, zona pectoral, espalda, abdomen y cintura, interior y exterior del muslo, cadera y nalgas, rodillas, tobillos y pantorrillas.

No todas las personas son aptas para este procedimiento así sea de los más realizados, debemos tener claro que existen unos parámetros para elegir una persona apta para el procedimiento

 La primera visita a la consulta del cirujano es fundamental. El médico debe conocer al detalle cualquier información relacionada con el historial médico del paciente: información sobre enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o enfermedades del corazón, intervenciones realizadas anteriormente o si toma alguna medicación. Además deberá conocer el peso y la tendencia a perderlo o ganarlo, sobre todo para evaluar la evolución futura. El doctor estudiará también la elasticidad de la piel y estimará la cantidad de grasa que debe extraer para unos óptimos resultados. En la primera visita el cirujano preguntará por los puntos que el paciente desea mejorar y explicará los posibles resultados. Debido a los diferentes factores físicos, no todo el mundo obtiene los mismos resultados con la liposucción.

Hay que dejar claro que en la liposucción se elimina la grasa sobrante que provoca la celulitis. Antes de realizar una liposucción se valora previamente el estado de la piel para saber el volumen de grasa que puede retirar sin que se produzca flacidez. Hay que extraer el volumen adecuado para que la piel tenga una buena retracción y se adhiera de nuevo al contorno corporal.

Con una buena información, mayor seguridad puede generarte realizarte la cirugía que prefieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *